El texto puede acompañar a una imagen complementando o insistiendo en un mismo mensaje, o puede ser objeto de diseño en si mismo. La esencia del buen diseño gráfico consiste en comunicar ideas, combinando a menudo con dibujos o con fotografías. Cada letra de una palabra es por sí misma un elemento gráfico, que aporta riqueza y belleza a la composición final. El termino tipografía se emplea para designar al estudio, diseño y clasificación de los tipos (letras) y las fuentes (familias de letras con características comunes), así como al diseño de caracteres unificados por propiedades visuales uniformes.

LAS FUENTES SERIF

Tienen origen en el pasado, cuando las letras se cincelaban en bloques de piedra. Tienen belleza y estilo natural. Se basan en círculos perfectos y líneas bien trazadas. Apropiadas para la lectura de varios textos. Ej: Courier, Garamong, Times New Roman, etc

LAS FUENTES SANS SERIF O ETRUSCAS

No tienen remates en sus extremos (sin serif), entre sus trazos gruesos y delgados no existe apenas contraste, sus vértices son rectos y sus trazos uniformes, ópticamente ajustados en sus empalmes. Asociados a la tipografía comercial, para impresiones de etiquetas, embalajes, envolturas y demás propósitos comerciales. Poco a poco las fuentes sans serif fueron ganando terreno a las serif. Muy apropiadas para letras grandes usadas en unas pocas palabras para ser vistas a una cierta distancia, como es el caso de rótulos, carteles… Ej: Arial, Century Gothic, Helvetica, etc.

Tipos, tipografía y fuente

– El tipo es igual al modelo o diseño de una letra determinada, mientras que la tipografía, es el arte y la técnica de crear y componer tipos para comunicar un mensaje. También se ocupa del estudio y clasificación de las distintas fuentes tipográficas.

– La fuente tipográfica es la que se define como estilo o apariencia de un grupo completo de caracteres, números y signos, regidos por unas características comunes.

– La familia tipográfica, en tipografía, significa un conjunto de tipos basado en una misma fuente, con algunas variaciones, tales, como por ejemplo, en el grosor y anchura, pero manteniendo características comunes. Los miembros que integran una familia se parecen entre sí pero tienen rasgos propios.

– Partes de un carácter

ASPECTOS INFLUYENTES EN LA ELECCIÓN DE LA TIPOGRAFÍA EN EL DISEÑO GRÁFICO

– La audiencia a la que te diriges. El tipo de letra y diseño acorde a los gustos del público.

– El tipo de texto. La tipografía en consonancia con el mensaje (textos informativos, educativos…)

– Las imágenes que acompañan al texto. en función de la estética y el estilo de las imágenes a las que acompaña.

– La extensión del texto y la cantidad de espacio disponible.

– En textos muy largos : tipografías que no cansen al lector.

– Espacio reducido: letra comprimida que se lea bien pero ocupe poco.

– El soporte en el que se empleará la tipografía.

– La tipografía para un libro : buena legibilidad y que incluya negritas, cursivas, mayúsculas..

– La tipografía de un titular o cartel : se centra en el logotipo.

– El aspecto general del diseño gráfico. La tipografía se convierte en un elemento más de diseño gráfico y se eligen unos tipos de letra u otros con la intención de reforzar aspectos concretos o bien se juega con las tipografías como elemento dinámico y rompedor.

Cómo elegir la tipografía correcta:

– Vigila la correcta relación entre tamaño de letra, ancho de columna e interlineado.

– El correcto espaciado entre letras y palabras también es importante

– Ten en cuenta el contraste de color entre las letras y el fondo, a menor contraste menos legibilidad.

– No combines más de dos tipos de letra.

– Utiliza con moderación las mayúsculas, versalitas, negritas y cursivas.